Experiencias

Los secretos y encantos del litoral potiguar

3 días

Un paseo por las lindas playas de la costa del Rio Grande do Norte

Agregar a favoritos Eliminar de favoritos

El litoral de Rio Grande do Norte es famoso por las bellezas de sus muchas playas, casi siempre de aguas cristalinas y templadas. Y también por la diversidad de actividades que ofrecen: del surf al buceo, del SUP al paseo en buggy, hay diversión para todos los gustos.

Proponemos aquí un itinerario de 3 días, ideal para un fin de semana extendido, pasando por algunos de los puntos más interesantes de este rico litoral.

Destinos de
de esta experiencia
Baía Formosa
Natal
Tibau do Sul
Día
Agregar a favoritos Eliminar de favoritos
Día 1
La famosa duna del Morro do Careca

Comenzamos el viaje por Natal, la capital del estado y mayor ciudad del Rio Grande do Norte. Y nuestro primer destino es la Praia da Ponta Negra, donde se encuentra el Morro do Careca, la famosa duna que se convirtió en su principal postal.

Siempre llena de potiguares y de turistas, Ponta Negra cuenta con una excelente infraestructura de bares, quioscos y restaurantes. Y también es adecuada para quienes pretenden practicar deportes náuticos, como el SUP. Hace algunos años, estaba permitido subir a la duna. Hoy ya no se permite, por medidas de conservación ambiental. De cualquier manera, merece la pena quedarse allí, observando su bonita ladera.

El Parque das Dunas, adonde iremos a continuación, no es exactamente una playa, pero se encuentra al lado del litoral. En sus 1 172 hectáreas, es posible apreciar una bonita vista del mar, además de increíbles paisajes de Mata Atlántica y centenas de especies de la fauna y de la flora. En 1994, fue reconocido por la Unesco como parte de la Reserva de la Biosfera de la Mata Atlántica Brasileña.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto
Día 2
Olas ideales para el surf

La Praia da Pipa es la más conocida de Tibau do Sul, municipio ubicado al sur de Natal. Famosa internacionalmente por sus olas ideales para el surf y por el hermoso paisaje a su alrededor, es un destino para quienes disfrutan de adrenalina y también para quienes prefieren observar la naturaleza. Por allí es posible bucear en piscinas naturales llenas de peces y, si usted tiene suerte, ¡incluso observar delfines!

Cuando quiera cambiar de lugar, la mejor opción cerca de allí es el Mirante do Chapadão, desde donde se tiene una asombrosa vista panorámica de los acantilados, de Pipa y de la Praia do Amor. Se puede llegar allí en coche o, mejor todavía, en buggy, aprovechando para hacer un paseo por las playas de la región. Una sugerencia: como en el mirador no hay bares, lleve merienda y agua si pretende quedarse por un buen rato. Y, aquí entre nosotros, ¿por qué no quedarse?

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto
Día 3
Respirando naturaleza

Al seguir aún más hacia el sur, llegamos a la Baía Formosa. Sus playas son menos concurridas que los destinos anteriores, pero no por eso menos bonitas.

La Praia de Baía Formosa es la primera vista al entrar en la ciudad. Allí se respira naturaleza. Usted puede, por ejemplo, pasear en buggy por la arena o en barco por el mar. Puede practicar surf si hay marea alta, o bucear en piscinas naturales si hay marea baja. Incluso puede no hacer nada y aprovechar para descansar

Reserve el período de la tarde para conocer la Mata Estrela, una reserva de 2 000 hectáreas. Por allí es posible hacer senderismo a pie o en buggy, en medio a la vegetación de la Mata Atlántica. Una caminata de 5 horas conduce a la Lagoa da Coca-Cola, cuyo nombre se debe al tono de sus aguas, semejante al color de ese refresco.

Por la noche, aplaque el hambre en uno de los muchos restaurantes locales. Y aproveche para empezar a idear sus próximas vacaciones: ¿playa o montaña? ¿Aventura o relajación? ¿Ciudad o campo? ¿Frío o calor? En Brasil, hay todo eso. Y mucho más. Solo tiene que elegir.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto
¡Disfrute!