Experiencias

Pie en la arena del Nordeste

4 días

Cuatro destinos en Bahía y en Ceará para los que aprecian bellas playas.

Agregar a favoritos Eliminar de favoritos

La región Nordeste es un paraíso de playas y de naturaleza que va mucho más allá de sus destinos más conocidos. En todos los estados, hay pequeños rincones, villas, paisajes y secretos que merece la pena descubrir.

Este itinerario le llevará a algunos de esos lugares en Bahía y en Ceará. Usted solo querrá salir de la arena para meterse en el agua.

Destinos de
de esta experiencia
Aracati
Caucaia
Ilhéus
Trancoso
Día
Agregar a favoritos Eliminar de favoritos
Día 1
De rincón hippie a paraíso turístico

Descubierto por los hippies en los años 1970, Trancoso fue, durante muchos años, una pequeña villa en la orilla de la playa. En la última década, conoció un gran crecimiento y hoy abriga posadas y resorts sofisticados, además de tiendas de marca y restaurantes elegantes. La proximidad con Porto Seguro, a 40 km de allí, ayudó a aumentar el flujo de visitantes.

Sin embargo, a pesar de haber cambiado, este lugar no ha perdido su encanto: la plaza principal, llamada Quadrado, aún no cuenta con iluminación pública, la circulación de coches por el centro está prohibida y a algunas de sus playas solo se llega caminando.

La Praia do Rio da Barra, a 5 km de Trancoso, es una de estas. Pero el esfuerzo para ir allí merece la pena, ya que está rodeada de acantilados y piscinas naturales y además tiene un río que desemboca en el mar. Si le da hambre, aproveche que este lugar cuenta con un buen restaurante.

Otra playa imperdible es la Praia do Espelho. A 22 km del centro, la manera más fácil de llegar allí es en coche. Plácida, de mar azul verdoso, es especialmente bonita durante la marea baja, cuando se revelan sus piscinas naturales y formaciones de corales. La estructura de bares y restaurantes también es buena.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto

Excelente para

Caminhada, Mergulho, Passeio

Día 2
Playas escondidas

Paraíso próximo a Ilhéus y a 400 km de Trancoso, Itacaré abrigó muchas estancias de cacao hasta los años 1960, cuando una plaga diezmó las plantaciones de la región. Hoy, renovada y con una carretera asfaltada que llega hasta allí, se convirtió en un concurrido destino, rodeado de naturaleza y agua.

A la Prainha de Itacaré se accede con guía contratado allí, que le llevará a un pequeño paraíso escondido en medio a la vegetación. Su bonita ensenada en forma simétrica, con dos colinas que limitan la franja de arena, es la postal del municipio. Cuenta con buenas olas para surf y con un único quiosco, que vende ítems básicos, como agua de coco, bebidas y frutas. Es un lugar para pasar el día entero.

Sin embargo, si desea conocer otros lugares, merece la pena visitar la Praia de Itacarezinho. Larga y prácticamente desierta, se llega allí en coche o por un sendero de 30 minutos. Su ancha franja de arena es punto de desove de tortugas. Y sus olas fuertes atraen a los surfistas. Cuenta con una buena estructura, con restaurante y mesas casi en la orilla del mar.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto

Excelente para

Caminhada, Passeio, Surfe

Día 3
La Meca del kitesurfing

Después de tomar un avión de Ilhéus a Fortaleza, en Ceará, es hora de tomar la carretera y avanzar 35 km hasta el municipio de Caucaia.

Allí se encuentra la Praia de Cumbuco. Una de las postales de Ceará, es considerada la «Meca del kitesurfing mundial», por sus condiciones ideales para practicar ese deporte. Pero ofrece mucho más: puede elegir entre pasear en buggy, cuadriciclo o caballo, si prefiere tierra firme; o aun, en jangada, si es amante del agua.

Su mar cálido y su paisaje fantástico invitan a relajarse. Sus altas dunas invitan al esquibunda (deslizarse por la duna sentado en una tabla de madera). Y sus restaurantes atraen a los turistas a probar las innúmeras delicias típicas preparadas al momento.

Allí cerca se encuentra el Lagamar —o Lagoa— do Cauípe, área de conservación ambiental formada por la desembocadura del río Cauípe. Es ideal para pasear en buggy, practicar kitesurf y windsurf y observar el encuentro del agua dulce del río con el agua salada del mar, rodeado de innúmeras especies de aves y peces.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto

Excelente para

Kitesurf, Passeio, Surfe, Vela

Día 4
Jangadas y Broadway

A 190 km de Caucaia se encuentran Aracati y la Vila de Canoa Quebrada, otro rincón descubierto por los hippies (y por los cineastas franceses de la Nouvelle Vague), en los años 1960, que convirtió una tranquila villa de pescadores en un agitado destino turístico, capaz de atraer a visitantes de todo el mundo. Allí la presencia extranjera es tan notable que hay una calle que se llamada Broadway, repleta de bares, restaurantes y casas de espectáculos.

A pesar de la transformación, la Praia de Canoa Quebrada conserva sus encantos. Las jangadas de pescadores siguen cruzando el mar azul verdoso y trayendo gran parte de la comida servida en este lugar. Y los acantilados de arenas coloridas a la orilla del mar aún fascinan a los visitantes. Si desea descansar, la mejor época es fuera de la temporada alta (período de diciembre a marzo), cuando la pequeña villa se queda abarrotada de gente proveniente de todas partes del mundo.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto

Excelente para

Caminhada, Futebol, Kitesurf, Passeio, Stand up paddle (SUP), Surfe, Vela

¡Disfrute!